El Circulo Solar, su construcción.

Circulo Solar. Desierto de la Tatacoa. Colombia

El protagonista de este blog y del que se toma su nombre es el Circulo Solar. Una construcción que de una básica, más no sencilla, nos conectará con las primeras preguntas y problemas del hombre primitivo habitante de un planeta.  No solo de la observación del cielo, sino de la geometría, las matemáticas, las intepretaciones y representaciones de los movimentos celestes, su registro; sin dejar pasar las preguntas filosóficas y del ser con respecto a su papel en el planeta y el Universo.

Su realización es todo un encuentro con astronomía antigua, con nuestros antepasados. Esos con con solo levantar su mirada comenzaron a comprender el cielo. Nosotros podemos vivirlo cuando empezamos a construir nuestro observatorio solar antiguo.

El círculo solar es la base de cualquier observatorio celeste. Consta de una circunferencia de gran tamaño y en su centro esta ubicado un Gnomon (vara vertical), con este y a través de la longitud de su sombra proyectada sobre el suelo se podrán registrar los movimientos del Sol a lo largo de un día y del año. Marcar sus salidas y puestas. Sus declinaciones angulares en su paso por el meridiano, un primer calendario solar. Pintar sobre el circulo los caminos de las sombras solares nos llevará a los inicios de la geometría, imaginar los movimientos que están involucrados al proceso de abstracción. Y así a innumerables consecuencias. Pero siempre con una mirada ancestral, tratando de reconocer esas pistas que los llevaron a realizar increibles construcciones para el registro y observación de esos fenómenos celestes. A la esencia de la astronomía, la observación.

Su construcción es muy sencilla, solo se necesita un terreno totalmente plano. Primer problema como garantizar la horizontalidad del terreno (recordemos, de una manera primitiva). Un gnomon central, segundo problema garantizar su verticalidad. Y una circunferencia trazada de alrededor de este de aproximadamente 3 metros de radio, por ejemplo. Sobre la cual haremos diferentes marcas según lo que estemos registrando. Aunque no solo del Sol podremos hacer registros sino de otros objetos más; por ejemplo, de como cambia el entorno según la posición del Sol, el clima, la vegetación, los animales, etc.

El primero de los problemas a enfrentar es la orientación del círculo solar. Ubicar sus puntos cardinales a través de la sombra solar. Si logro obtener la línea norte – sur ¿como ubico la línea oriente – occidente? ó viceversa. Esto nos lleva a leer las fuentes, a mirar como los antiguos y las grandes culturas comenzaron a resolver esos problemas. Como la de conocer y materializar el ángulo recto a través de una cuerda de doce nudos, que los topógrafos egipcios usaban en su época. Ya resuelto el problema de la orientación del observatorio, se abre un abanico de estupendas preguntas.

Entre las actividades a realizar están: Registro de los equinoccios y los solsticios, trazar la sombra solar durante un día, medida de la altura del Sol, determinación de la latitud de un lugar, medida del tamaño de la Tierra, dibujar el analema (camino del Sol durante un año, respecto a nuestra hora local), además de todos los problemas geométricos que aparecen a medida que empezamos a registrar y tratar de entender los movimientos celestes.

Algunos observatorios construidos

Anuncios

Acerca de circulosolar

Pasión por la astronomía
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s