Instrumentos Astronómicos Antiguos IV

La Esfera Armillar

Este es quizás una de los instrumentos más fascinantes de la astronomía pretelescópica. Su inventor no esta bien definido, pero su lugar de origen si, Alejandría. La ciudad fundada por Alejandro Magno en el siglo III antes de Cristo, donde por mucho tiempo se reunieron los grandes pensadores de la época. Entre ellos los que se consideran los primeros astrónomos y observadores sistemáticos del cielo, Timocaris y Aristilo. Poco conocidos, pero a los cuales se les atribuye una primera representación de la esfera celeste, a traves de la esfera armilar y un primer mapa y catálogo de estrellas.

La esfera armilar entonces es una representación de la esfera celeste. Esta constituida por un cierto número de aros ó anillos (de donde viene su nombre latino “armilla”, que significa aro) insertos el uno en el otro. Que representan las trayectorias de los cuerpos que se desean estudiar. En una de sus versiones se ubican los principales círculos máximos, como son el ecuador celeste, la eclíptica, el horizonte, el meridiano del observador, etc. Como también era utilizada para fijar la posición de los astros sobre la bóveda celeste. Hay que tener en cuenta que representa un modelo geocéntrico, ya que busca describir los movimientos de los cuerpos vistos por un observador en la Tierra. Como lo sigue siendo cualquiera de nosotros a pesar de los avances tecnológicos.

Las esferas armilares se pueden dividir en dos categorías, unas usadas para la observación como las utilizadas por Hiparco, Eratóstenes, Ptolomeo, Tycho Brahe y los árabes, donde cada uno de ellos fue perfeccionando el instrumento; y la otra como instrumento de demostración, para mostrar los principales elementos de la astronomía y geometría esférica. Las esferas usadas para la observación eran más grandes y poseían menos anillos que aquellas que servían como instrumentos de demostración, lo cual las hacía más precisas y fáciles de usar.  Algunas de ellas incluían visores para orientar el instrumento apropiadamente y generar mayor precisión en la observación, de tal manera que, una vez dirigida hacia una estrella, se podían leer sus coordenadas celestes sobre sus escalas graduadas.

Diferentes representaciones de la esfera armillar

Con este instrumento podemos, entre otras cosas, simular el movimiento del Sol a través de la eclíptica durante todo un año. Observar como se mueven los principales astros celestes en diferentes latitudes, moviendo la armilla que corresponde al meridiano del observador. Mirar horas de salidas y puestas, sus declinaciones respecto a diferentes referencias. Ubicar solsticios y equinoccios. A medida que se le añaden más armillas la información obtenida es mayor y sus movimientos un poco más complejos.

La esfera armillar es el paso siguiente a los observatorios solares o astronómicos antiguos, ya que estos registran los movimientos desde el sitio en que fueron construidos. La esfera va más allá al permitir (sin moverse de su lugar) observar y predecir los movimientos celestes desde otros puntos del planeta. Este instrumento fue utilizado hasta bien entrado el siglo XVI , donde se utilizaba para determinar las coordenadas celestes de los astros.

Esferas construidas en cartulina plana y madera

Anuncios

Acerca de circulosolar

Pasión por la astronomía
Esta entrada fue publicada en Instrumentos astronómicos y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s